arrow_downward

Adolescentes: vanidad VS salud de la piel

Llegan las vacaciones de fin de año y es usual que se piense en el traje de baño, los accesorios que combinen y las prendas que se empacarán para el viaje. Pero pocas personas se detienen a pensar en cuidar su piel y menos la población que más se expone al sol: los jóvenes.

 

Los rayos del sol, el calor, la humedad y el cloro causan estragos en la piel, por lo que aumenta la probabilidad de desarrollar arrugas, manchas solares, brotes, irritaciones, resequedad en la piel o lo que es peor, cáncer de piel. Este daño en la piel es muy frecuente y se empieza a notar con los años ya que el efecto de las vacaciones es acumulativo. Es por esto que los jóvenes no se protegen y piensan que el daño de la piel sólo se presenta en personas mayores.

 

 

La doctora Claudia Morales dermatóloga, directora científica de Dermosalud afirma que “desafortunadamente en cuanto a los adolescentes la vanidad prima por encima de todo, mientras persista la percepción de que el bronceado es belleza, los adolescentes se tenderán bajo el sol para obtenerlo”.

 

 

Sin embargo, se debe evitar broncearse ya sea directamente bajo el sol o en cámaras bronceadoras porque tanto la radiación ultravioleta del sol como la de las cámaras se acumula en la piel produciendo daño de las células y es esto lo que genera arrugas, manchas y cáncer de piel. También es importante tomar líquidos frecuentes para estar hidratado y tener a disposición gorras, sombrillas y ropa para protegerse.

 

 

Una encuesta realizada por la Academia Americana de Dermatología en el 2005, entre 505 adolescentes, 254 hombres y 251 mujeres desde los 12 a 17 años, encontró datos alarmantes de esta problemática: el 66 % de ellos piensa que las personas se ven mucho mejor bronceadas y por ello buscan el sol frecuentemente.

 

 

Las chicas en general se protegen mejor que ellos: El 53% de ellas usan protector solar frente al 33 % de los chicos.

 

 

La dermatóloga Olga Forero brinda los siguientes consejos:

 

 

Refuerza la protección solar Escoger productos con protección de espectro amplio y factor de protección solar mayor a 30. Aplicar siempre antes de salir, reaplicar cada dos horas y después de nadar, proteger la piel diariamente incluso en días nublados.

 

 

¡Exponerse al sol con moderación! Tomar el sol únicamente antes de las 10 am o después 4 pm, utilizando protección solar en cara y cuello.

 

 

¡Proteger los labios del sol! Hidratar los labios con un protector para evitar que se deshidraten y provoquen molestias.

 

 

¡Utilizar ropa protectora! No se te olvide empacar, blusas manga larga, sombreros anchos y lentes de sol para protegerse del sol.

 

 

¡Limpiar la cara dos veces al día! Mantener los poros libres de suciedad y posteriormente hidratarla.

 

 

En adolescentes utilizar antisolares libres de grasa pero que sean resistentes al agua y al sudor.

 

 

Aunque para muchos adolescentes es importante cuidar la cutis y que se vea perfecta, se deben tomar algunas recomendaciones para prevenir que se dañe y se maltrate en vacaciones y no esperar a que los problemas no tengan solución. Es apropiado proteger la piel desde jóvenes, aunque algunos lo crean innecesario y no dejar para mañana lo que se puede cuidar hoy.

 

 

Fuente: http://caracol.com.co/programa/2016/12/02/sanamente/1480715704_244992.html